Inteligencia Emocional - Español...Inglés

¿Qué es más Importante, Amor o un Título?

Un día Steve y yo estábamos caminando y conversando acerca del amor. Él me formuló esta pregunta y yo le respondí que ambos eran importantes, que necesitas un título para poder defenderte y ganarte la vida, pero también necesitas amor para poder ser feliz. De repente se nos aparecieron en el camino unas niñas como de ocho o nueve años que conocimos en el colegio y Steve les hizo la misma pregunta. Las niñas, sin pensarlo dos veces y con mucha seguridad y confianza, respondieron que lo más importante es el amor.

Esto me sorprendió mucho, me hizo sentir un poco triste, un poco de vergüenza y me hizo pensar en que pudo pasarme o que es lo que hizo que mis ideas cambien tanto o se transformen tanto desde mi infancia hasta mi juventud. Steve alguna vez dijo que los niños están más cerca a la naturaleza y que ellos saben lo que es mejor, y que es sólo que los padres y los colegios muchas veces matan todo lo bueno que tiene un niño para luego transformarlo en un adulto.

Anteriormente nunca pasó por mi cabeza esta idea que amor es más importante que educación. Siempre pensé que terminar una carrera y obtener un título es más importante que el amor. Pensé que el amor puede esperar y hay que ser competente en lo que uno hace. En el instituto tampoco recuerdo haber escuchado que alguien nos enseñe de amor, salvo en el curso de formación religiosa. En ese curso sí hablamos de amor, pero de un amor como deuda, de un amor de culpabilidad, de un amor de condiciones, pero no desde la perspectiva de un amor incondicional como es el que tienen los niños. Creo que para ellos es algo innato.

Ahora pienso que las mejores respuestas las tienen los niños, porque ellos tienen el amor aún puro en su corazón y están mucho más cerca de él. Es algo innato para ellos. Ahora yo lo he comprobado, porque cuando Steve, yo y Jerren vamos a los colegios, los niños se acercan a dar abrazos, besos, y caricias con solo conocerte una vez o unas horas, a veces solo en unos minutos, y no te juzgan, y no ponen condiciones.

L.M.
Nov. 8, 2005