Inteligencia Emocional - Español...Inglés

 

La Altruista

Un día conocimos una señora que habló mucho de un "guru" de India. Ella habló de su altruismo, pero a nosotros nos pareció que ni él ni ella tienen mucho de altruistas. Nos pareció que los dos estaban muy interesado en el dinero. Por ejemplo la señora siempre estaba hablando de negocios y estaba vendiendo productos de una empresa estadounidense que son supuestamente para la salud, pero cuestan muy, muy caro y se venden en dólares. Y como yo soy de los EEUU y conozco tales empresas, sé que el motivo es generar dinero y no ayudar a la comunidad. También la señora quería cobrarnos muy caro para sólo un pequeño parte de su terreno para poner una carpa atrás de su hostal. Además la señora nos mostró un reloj que tenía la foto de su guru. A nosotros nos recordó un reloj de Mickey Mouse. Al ver ese reloj ridículo, pensé que yo realmente quiero ayudar el mundo, y si un día estoy vendiendo relojes con mi foto, ojalá que alguien me mate!

Aquí está un poco de lo que escribió Laura ese día.


16 de septiembre de 2005

Me siento como acorralada, aprisionada sin otra alternativa más que la de conversar con ella. Esa señora me mira mucho y me pone nerviosa, además me incomoda porque si yo no quiero hablar o responder a algo que ella pregunte o diga no voy a tener otra alternativa que conversar con ella ahora. Me siento como obligada. Parece que esa señora finge un poco y solo dice cosas bonitas sobre altruismo y de su "guru" pero en realidad ella no practica nada de lo que dice y solo siente una especie de fanatismo por las ideas de su guru y su religión

Ahora Steve está conversando con ella. Lo amo tanto porque sé que la situación le incomoda y sin embargo él hace un esfuerzo para rescatamos del aprisionamiento. Ella pidió que yo vaya a tomar desayuno con ella y ahora al igual que anoche no quiero conversar ni sonreír ni hacer nada con ella. Es bueno que no estoy en mi casa porque si algo así hubiera sucedido hubiera tenido la obligación de hacerlo sin importar lo que yo quiera.

Bueno tampoco quiero que esa señora se sienta mal y si tengo que hablar con ella ni modo. Las ventanas tienen rejas y no hay otra puerta para escapar. Esta señora habla tanto que parece que su desayuno se va ha prolongar hasta la hora del almuerzo y ahora me siento un poco impaciente por que quiero salir sin verla y no sé a que hora va a terminar de conversar.

Talvez sea mejor estar en una cárcel porque el policía puede cuidarte pero no va a hablar tanto. Steve se fue a hablar con sus adolescentes y ahora estoy sola y la señora aún no se ha ido. Creo que me está esperando y lo peor de todo es que tengo hambre y es inevitable no verla. Bueno voy a esperar un poco más. Estoy pensando en el chico que administra el negocio de la señora, también en su esposa y siento un poco de tristeza por que si alguna vez ellos se sienten igual que yo no van a tener otra alternativa que la de conversar con ella solo por que ella les da trabajo.

Bueno ahora voy a salir. Espero tener suerte. Es que el hambre es más poderosa.