Emotional Intelligence | Stevehein.com

Madres Emocionalmente Abusivas

 

Introducción

¿Porqué las Madres?

¿Qué es una Madre Emocionalmente Abusiva?

Características Generales de una Madre Emocionalmente Abusiva

Cachetadas

¿Pegarle a Alguien Enseña a Respetar?

Encuesta sobre madres

Conciencia del Abuso de los Hablantes Hispanos

Nuevos Items


Apr 2 - Encuesta sobre madres

Feb 16, 2007 - Conciencia del Abuso de los Hablantes Hispanos

 


Introducción

Comencé a notar como las madres tratan a sus niños y adolescentes alrededor de 1994 cuando empecé a tomar notas mentales acerca de una mamá en el barrio donde crecí. Ella tenía una hija llamada Zoey. La última vez que vi a Zoey ella tenía 14 o 15 años. Aunque era solo una adolescente, ella era mas madura que su madre. Zoey y yo tuvimos largas conversaciones acerca de su mamá, una madre soltera. Zoey podía ver como ella actuaba hipócrita, inconstante, irresponsable e irracionalmente. Entre otras cosas, Zoey la criticaba por como ella bebía y actuaba cuando estaba con hombres. Cuando Zoey le dijo a su mamá lo que ella pensaba de su comportamiento, la madre se puso a la defensiva. En mi libro de 1996, la madre de Zoey fue el tema en la siguiente observación:

Un día escuché a una madre ordenándole al perro de la familia “Vuelve aquí! Ven aquí! Entra a la casa!” Unos minutos después su hija adolescente salió y su madre empezó a darle órdenes en exactamente el mismo tono de voz que recién había usado con el perro.

EQ for Everybody, S. Hein, p 125

Desde la creación de la página EQI en 1996, he documentado muchos ejemplos de madres emocionalmente abusivas. Aunque la organización de estos ejemplos no está completa, he decidido publicar un resumen de lo que tengo hasta ahora porque siento la responsabilidad de compartirlo con el público. En particular, fui motivado por un libro titulado “Saving Jessie”. Éste es el relato de una madre tratando de “salvar”a su hija de una adicción a la heroína que comenzó cuando ella era una adolescente. A lo largo del libro la madre no asume ninguna responsabilidad por haber causado el dolor que llevó a Jessie a consumir drogas para tratar de calmar ese dolor. Por las palabras de la madre, vemos un ejemplo de abuso emocional detrás de otro. Es el mismo tipo de abuso que he visto en las casas de adolescentes suicidas o que se lastiman a sí mismos.

Pero nunca antes había visto un relato tan detallado, escrito por la misma madre, acerca de abuso emocional. La cosa más preocupante es que esta madre no solo no vio lo que estaba haciendo sino que también creo que ella es la representante de la mayoría de las madres que están convencidas de que sus hijos adolescentes están creciendo en familias "amorosas y que brindan apoyo".

Creo que la sociedad no ve lo que realmente pasa en tantos hogares aparentemente "buenos"— hogares donde las necesidades materiales están satisfechas, pero las necesidades emocionales no. Creo que la sociedad ha subestimado el daño causado a través del abuso emocional. Estoy convencido de que solo cuando la frecuencia del abuso emocional sea reconocida y tratada, el suicidio adolescente, y las adicciones a las drogas se prevendrán. Hasta ese momento, los adolescentes sufrirán demasiado dolor emocional, dolor que aparece cuando sus necesidades emocionales no han sido satisfechas por mucho tiempo.

Espero que mi trabajo haga una contribución seria al cuerpo de conocimientos acerca de madres emocionalmente abusivas.


¿Porqué las madres?

Elegí focalizarme en las madres, en vez de los padres, por varias razones.

Primero, la mayoría de los adolescentes suicidas con los que hablo son criados por madres, de modo que me fue posible recoger mas información acerca de ellas. Segundo, mas chicos y adolescentes son criados en hogares de padres solteros donde la madre casi siempre tiene la custodia. Tercero, si hay abuso en el hogar, los padres tienden a ser mas abusivos físicamente (y sexualmente), mientras que las madres, aunque a veces son físicamente abusivas, tienden a usar comunicación verbal y no verbal, como el silencio, ceños fruncidos y caras llenas de odio, para hacer daño. Además, las mujeres parecen tener un don especial para los ataques emocionales viciosos y tóxicos. Como Shakespeare dijo: "Hell hath no fury like a women scorned."

Lo que quiere decir que en el infierno no hay tanta furia como una mujer enojada.


¿Qué es una "Madre Emocionalmente Abusiva"?

Generalmente, no me gusta usar etiquetas, pero en este caso el tema es suficientemente importante como para tratar de definir el término y crear un perfil de aquellas que pueden ser justamente llamadas "madres emocionalmente abusivas". Hay muchos niveles de abuso, entonces a veces puede ser difícil decir que alguien es o no es definitivamente una madre emocionalmente abusiva. ¿Puede una "buena" madre ser a veces emocionalmente abusiva? Sí, yo creo que si. Lo que importa es la naturaleza de la relación con sus niños y adolescentes. Aunque puede ser difícil llegar a un acuerdo acerca de que hace que alguien sea una madre emocionalmente abusiva, podemos por lo menos tratar de encontrar algunas características comunes.

A grandes rasgos, yo diría que una madre emocionalmente abusiva es una madre que usa a su hijo o hija en un intento de llenar sus necesidades emocionales insatisfechas. Esto es similar a definir al abuso sexual como alguien que usa a otra persona para llenar sus necesidades sexuales. Entonces ofrezco esta definicion

Una madre emocionalmente abusiva es una madre que usa a su hijo o hija en un intento de llenar sus necesidades emocionales insatisfechas.

Por naturaleza, las mujeres generalmente tienen necesidades instintivas de criar y brindar amor y cariño a sus hijos. La satisfacción de estas necesidades es natural y saludable. El abuso emocional ocurre cuando, en otras palabras, la madre trata de llenar esas necesidades suyas que normalmente hubiesen sido llenadas durante su niñez y adolescencia.

Considerar la diferencia entre las necesidades emocionales de un niño, las de un adolescentes y las de un adulto puede ser de ayuda.

Un niño tiene la necesidad de sentirse amado. Un niño tiene la necesidad de sentirse seguro. Un niño tiene la necesidad de sentirse aprobado.

Un adolescente tiene la necesidad de sentirse independiente y en control de sí mismo y de su ambiente.

Los dos, niños y adolescentes, tienen una necesidad de sentirse aceptados y respetados. Ambos, niños y adolescentes, necesitan sentirse apreciados y valorados.

Para que las especies sobrevivan, las necesidades emocionales de los adultos deben complementar las de las hijos. Por ejemplo, mientras el niño necesita sentirse amado, seguro, a salvo y protegido, los adultos deben necesitar ser cariñosos, seguros y protectivos. Mientras el niño necesita sentirse respetado y aceptado, los adultos necesitan sentirse respetuosos y dispuestos a aceptar. Mientras el niño necesita sentirse apreciado, el adulto necesita sentirse apreciativo del regalo que la naturaleza le dio : "su hijo".

Si la madre no se sintió adecuadamente amada, segura, protegida, apreciada, valorada, aceptada y respetada antes de tener un hijo, ella tratará de usar al niño (y luego al adolescente) para llenar esas necesidades. Si ella no se sintió adecuadamente en control de su propia vida cuando era niña y adolescente, se puede esperar que ella trate de controlar a su hijo o hija como compensación. Esta es una receta para el abuso emocional.

Para cubrir esas necesidades insatisfechas de respeto, una madre podría tratar de demandarles a sus hijas a que la respeten. Para cubrir sus necesidades insatisfechas de sentirse amada, la madre podría tratar de manipular a su hijo para que haga lo que ella considera actos de amor. Para cubrir esas necesidades insatisfechas de sentirse apreciada, la madre podría tratar de malcriar a su hija o podría recordarle constantemente todas las cosas y todos los sacrificios que hace por ella.

Las madres son particularmente expertas para manipular emocionalmente. Son habilidosas al usar a sus hijos e hijas para satisfacer las necesidades emocionales de su niñez y adolescencia. Este arreglo no funciona. Es imposible que un hijo o una hija cubra las necesidades emocionales insatisfechas de los padres durante su infancia y adolescencia. Un niño o un adolescente no puede ser la persona que satisfaga las necesidades de alguien mas cuando ellos tienen sus propias necesidades. Este es un claro ejemplo de roles invertidos, y sus consecuencias son muy serias.

Un niño en esta situación se siente abrumado, enfrentando una carga imposible, y aún así trata de hacer lo mejor que puede para hacer lo imposible. El niño se sentirá incapaz cuando fracasa al no poder hacer lo imposible. Para cuando el niño sea un adolescente, él se sentirá no solo incapaz pero también exhausto y vacío. Se sentirá inseguro y con miedo al fracaso, a la desaprobación, al rechazo y al abandono. El mensaje implícito, si no explícito, siempre ha sido "si no satisfaces las necesidades de Mamá, ella te rechazará o te abandonará".

El adolescente también habrá aprendido que es imposible hacer feliz a la madre. No importa lo que el adolescente haya hecho para tratar de hacerla feliz, nunca es suficiente. Entonces el adolescente empieza a sentirse como un fracasado, como lo contrario de alguien exitoso. Esto destruye su autoestima.

Esto, brevemente, es el peligro de las madres emocionalmente necesitada, y por lo tanto, emocionalmente abusiva.


Características Generales de una Madre Emocionalmente Abusiva

Hace que el niño o adolescente se sienta responsable de los sentimientos de la madre.

Los amenaza en general.

Los amenaza específicamente con rechazo o abandono.

Los amenaza con consecuencias vagas.

Usa la fuerza.

Invalida los sentimientos de los hijos.

Los hace sentir culpables, sin que lo merezcan.

Los culpa, sin que lo merezcan.

Domina las conversaciones.

Se rehúsa a disculparse.

Siempre necesita tener la última palabra.

Juzga o rechaza a los amigos de los hijos.

Deja a sus hijos afuera de la casa.

Usa castigos y recompensas para manipularlos y controlarlos.

Invade su privacidad.

Los subestima.

No muestra confianza en ellos.

Los "etiqueta".

Los critica.

No les habla.

No les da explicaciones reales.

Da excusas como "porque está mal", "porque es inapropiado" o "porque es un pecado".

Les pega cachetadas.


Cachetadas

Darle una cachetada a un hijo o hija es una clara señal de una madre emocionalmente abusiva. Creo que darle una cachetada a alguien es abuso emocional porque tiene la intención de intimidar mas que de lastimar físicamente. Deja una cicatriz emocional, no una física. Esta designado para suprimir la oposición no deseada. Es, por lo tanto, opresivo. Típicamente, una madre le da una cachetada a su hijo/ hija en respuesta a las palabras. Este es el caso de Vicky y su madre:

Vicky

Vicky me dijo que su madre le pegó cuando tenía 17. Ellas estaban discutiendo acerca de religión. Vicky estaba cuestionando demasiadas cosas y su madre no podía responder más, así que le pegó para hacer que deje de preguntar. Quizás la molestia de la madre venía del miedo de que todo su sistema de creencias pudiera estar basado en mitos y mentiras en vez de en la ciencia y la verdad. Cualquiera fuera el caso, la madre de Vicky no quería que Vicky siga usando su mente para cuestionar ciertas cosas y buscar las respuestas reales/ verdaderas.

Vicky es una mujer inteligente y tiene una gran necesidad de entender y de tener su propia opinión y de hacer que escuchen esa opinión. La madre, sin embargo, estaba muy insegura de su sistema de creencias como para ayudar a Vicky a satisfacer esas necesidades. Si la madre hubiese estado más segura, ella podría haber escuchado a Vicky sin sentirse amenazada. Es más, ella la podría haberla ayudado cuando buscaba comprender. Ella además la podría haber ayudado con su necesidad de sentirse admirada y aprobada con una simple declaración como: "No sé las respuestas a tus preguntas. y honestamente, me sentí un poco amenazada por ellas y me puse a la defensiva. Pero tus preguntas son buenas y te admiro por preguntarlas. Sigue haciendo preguntas, cariño. Es la mejor forma de aprender y de saber quién se siente suficientemente seguro como para darte respuestas reales o para admitir que no saben."

Cuando somos inseguros tenemos la necesidad de estar en control. La madre de Vicky se sintió fuera de control. Ella quería parar las preguntas. Ella necesitaba que paren las preguntas. Se sintió desesperada por que paren. Y las preguntas pararon.... una vez que ella le pegó a su hija en la cara. Claramente, eran sus necesidades, no las de Vicky, las que tomaron prioridad.

En este incidente, vemos como las necesidades de la madre de sentirse en control (y segura en términos de creencias religiosas) no estaban satisfechas. La madre estaba usando a Vicky para tratar de satisfacer sus necesidades emocionales, la cuales no fueron satisfechas en su infancia y adolescencia.

Algunas madres abusivas llaman a las cachetadas “disciplina” o “corrección del comportamiento inadecuado”. Aquí hay una historia verdadera de mis viajes.


¿Pegarle a alguien enseña a respetar?

¿Pegarle a alguien enseña a respetar?

Recientemente hablé con una madre y un padre de Irlanda. Les dije “Como son padres, tengo una pregunta para ustedes acerca de criar a los chicos. Recibí un e-mail de una amiga mía que tiene 18. Ella me dijo que su madre le había pegado una cachetada la semana anterior. Ella me preguntó qué le da el derecho a su madre de hacer esto. Ella dijo que si ella no estuviese satifecha con alguien de la tienda, ella no podría estirar su mano y pegarle al empleado. Ella dijo que sería ilegal. Sería agresión. ¿Qué piensan ustedes sobre esto?”

La madre respondió, “Bueno, debes ser capaz de corregir a tus hijos” Luego yo dije, “Estoy de acuerdo, pero me parece que 18 es un poco grande como para seguir pegándole a tu hijo. ¿Tú que piensas?”

Ella dijo “Bueno, si, supongo que si. Si no le has enseñado respeto a tu hijo para esa edad, entonces algo está mal.”

Luego le dije, “¿Pero es respeto lo que estás enseñando, o es miedo? Por ejemplo, si tú me respetas y yo te pido que me pases el azúcar, probablemente lo harás. Pero si te he estado tratándote irrespetuosamente, sin respeto por tus sentimientos o necesidades, entonces me puedes decirme que me largue de ahí. Puedes incluso correr el azúcar lejos de mi para que no pueda alcanzarla. Por otro lado, si te apunto con un arma y digo “¿Podrías pasarme el azúcar, por favor?" probablemente me pasarás el azúcar. ¿Pero esto es porque me respetas o porque me tienes miedo?"

Ella pareció entender mi punto, pero dijo “Supongo que crees que nunca es necesario pegarle una cachetada a un chico”. Yo dije “No sé, yo no tengo hijos” Ella luego dijo “Bueno, tendrás que enseñarles el bien y el mal”

Su hija adolescente estuvo sentada ahí todo el tiempo. Su cara me decía que ela tenía demasiado miedo incluso para levantar lavista de su comida. Sospeche que por as cosas que su madre le había "enseñado" ella nunca iba a dar su propia opinión. Hacer eso estaria "mal" y se merecería una cachetada. De esta forma la hija había aprendido la diferencia entre el bien el mal, por lo menos de acuerdo a su madre.

 


Conciencia del Abuso de los Hablantes Hispanos

Hoy utilicé Google para ver cuantos resultados había acerca de “madres emocionalmente abusivas” No había ningún resultado. Después busqué el mismo término en inglés y encontré 40 resultados.

Luego busqué “madres abusivas” y encontré 61 resultados en español y 24.200 en inglés. Lo que esto sugiere es que en la cultura de habla hispana no hay tanta conciencia acerca del hecho de que las madres pueden ser abusivas. No puedo decir mucho sobre la situaciñon en España, pero he vivido en Sudamérica por tres años y he visto como la cultura perpetúa lo que solo puedo llamar un peligroso mito acerca de la santidad de la familia. En otras palabras, la gente aquí cree que todo lo que los padres hacen es por el bienestar de los hijos, y que también es tabú criticar a tus padres. Quizás criticar la maternidad es un tabú incluso mayor. Sin embargo, nunca escuché ni vi tantos casos de madres abusivas en el mundo.

Las madres en Sudamérica a menudo les pegan a sus niños y adolescentes.
A pesar de que las leyes prohíben esto, está muy difundido. Pero mas allá del abuso físico, hay un nivel alto de abuso emocional y psicológico. En ninguna parte del mundo escuché a tantas madres insultar a sus a sus propias hijas, por ejemplo, diciéndoles egoístas, irrespetuosas e incluso perras o putas. Y las madres sudamericanas, en mi opinión, ganan el primer premio por hacer sentir culpables a sus niños y adolescentes.

Es mi deseo que esta página acerca de madres emocionalmente abusivas ayude a la generación mas jóven a ser mas conscientes de la cantidad de madres emocionalmente abusivas. También espero que los jóvenes reflexionen y se alejen física y psicológicamente de dichas personas, y que aprendan que ellos no se merecen ser tratados de la manera en que lo son.

Un gran problema es que mucha gente abusada empieza a creer que ellos merecen ser golpeados y abusados porque han sido “malos”, según los padres. Las personas que creen esto cuando son niños, después encuentra difícil creer que merecen amor. Esto les causa innumerables problemas en sus relaciones. Las mujeres que han sido abusadas por sus padres, sea física o emocionalmente el abuso, tienden a aceptar abuso por parte de los hombres en sus vidas, y a menudo creen que merecen ese abuso también.

S. Hein
Feb 16, 2007